in ,

Profesora abusó de alumno, ahora están casados y con hijos

Natasha Miller, entonces de 23 años, decidió que era más importante su relación con Hayden, de 16, que su trabajo. Ahora ambos trabajan como maestros

Nueva Zelanda. Natasha Miller renunció a su trabajo como profesora tras mantener relaciones sexuales con uno de sus alumnos en 2006. Esta joven maestra tenía 23 años cuando conoció a Hayden MacDonald, un chico de 16 años que acudía a sus clases de lengua en el Tararua College de Nueva Zelanda.

Tararua College de Nueva Zelanda

Después de hacerse público el affair entre ambos, la dirección del colegio le ofreció a la docente dos opciones: dejar su puesto o cortar la relación.

Trece años después, Miller y el estudiante están casados y tienen tres hijos en común.

Según ha informado el NZ Herald, la “historia de amor” comenzó en 2006, cuando la profesora -todavía sin estar registrada en el Consejo de Maestros- empezó a dar clases de lengua con 23 años en el Tararua College de Nueva Zelanda. MacDonald tenía 16 por entonces y era uno de sus alumnos en el centro.

Ambos empezaron una relación a escondidas y tuvieron relaciones sexuales.

La madre del estudiante fue la que empezó a sospechar que algo pasaba, al darse cuenta de que su hijo se duchaba con más frecuencia y se arreglaba mucho antes de cada clase de lengua. Al ser confrontado por su progenitora, el alumno confesó que tenía el número de su maestra en el móvil y sus padres acudieron con la información a la profesora y a la dirección del centro.

Miller se vio entonces en una encrucijada: dejar su trabajo o cortar la relación. Decidió poner rumbo a casa del director del colegio y presentó su renuncia.

Trece años después, la pareja se ha casado y tienen tres hijos en común.

MacDonald trabaja como profesor de música a tiempo parcial en la escuela secundaria de Dannevirke y Miller es decana de una guardería de la zona.

Avatar

Escrito por Kaze

Corta el pene al violador de su esposa, pasaría más años de cárcel que él

Golpea a su bebé casi hasta matarlo, luego se va a cenar con un ligue