in

Secuestradores queman viva a jovencita y mandan video a su familia

La víctima tenía 16 años de edad, quien se presume fue ultimada y calcinada por los secuestradores luego de no recibir el pago por el rescate, el cual la familia no logró juntar

Foto: Especial

Tecámac, Estado de México.- El cuerpo de una jovencita de 16 años, quien fue secuestrada días antes, fue localizado calcinado el viernes en un terreno de la colonia Citlalcóatl, de este municipio, luego de que la familia no lograra juntar el dinero que exigían los secuestradores.

Reportes indican que fue cerca de la 1:00 de la tarde del pasado viernes, cuando vecinos de la calle Huitzilopochtli, en la mencionada colonia, reportaron a la policía la presencia del cuerpo de una joven mujer que se encontraba totalmente calcinado.

Al lugar arribaron policías quienes sin identificar el cadáver solicitaron la presencia de personal ministerial que ordenó el levantamiento del cuerpo y su traslado al Semefo de Ecatepec, donde más tarde fue identificada; se trataba de una jovencita que había sido secuestrada días antes en el municipio de Naucalpan, donde vivía con su familia.

TE RECOMENDAMOS
Esquizofrénico mató a su madre y abuela y luego se suicidó
Quería “darle un susto” a su ex novia y terminaron matándola

La víctima tenía 16 años de edad y respondía al nombre Jessica Serrano “N”, quien se presume fue ultimada y calcinada por los secuestradores luego de no recibir el pago por el rescate, el cual la familia no logró juntar.

Ante esto, los delincuentes enviaron a la familia vídeos captados en el momento en que la joven era calcinada viva, lo que fue confirmado con la necropsia practicada al cuerpo.

Las autoridades informaron que ya iniciaron las investigaciones para identificar y detener a los responsables de este terrible acto criminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Quería “darle un susto” a su ex novia y terminaron matándola

Se quema bar ‘El Torito’ de Saltillo, investigan el incendio