in

Hoteles de la CDMX, verdaderamente de ‘mala muerte’

De los 12 casos, la Procuraduría de la CDMX tiene catalogado siete casos como feminicidios

Foto: Especial

Ciudad de México.- Deyanira fue encontrada desnuda, con golpes en el rostro, un surco hemático en el cuello —señal inequívoca de que fue asfixiada hasta morir—, sobre sus ropas 500 pesos y en la habitación de un motel de paso de Venustiano Carranza latas de cerveza y un sobre con cocaína. De su agresor, a 12 meses de su homicidio, nada se sabe, no hay pistas y todo parece indicar que así quedará, impune.

A este crimen le siguieron otros 11 casos con características similares: mujeres que entraron a hoteles de la ciudad con un amigo, acompañante o pareja sentimental y horas después fueron encontradas muertas. Los empleados de los inmuebles no han proporcionado información relevante a las autoridades, nadie escucho ni vio nada sospechoso porque los cuerpos son encontrados cuando el personal entra a hacer la limpieza.

De los 12 casos, la Procuraduría de la CDMX tiene catalogado siete casos como feminicidios, en los que se ha establecido como principal sospechoso del crimen a las parejas sentimentales de las víctimas.

De estos siete eventos, tres son los que más han llamado la atención, pues cobraron relevancia a través de las redes sociales cuando sus familiares y seres queridos levantaron la voz; del resto de las víctimas, al ser prostitutas, nadie se preocupa, a nadie interesa y nadie las reclama.

Impunidad

Estos homicidios, a decir de Karen Arriaga, socióloga por el ITAM, se cometen principalmente ante el incremento en la violencia que se presenta en la ciudad y a la impunidad. Los agresores saben que difícilmente van a ser detenidos, por lo que con suma facilidad agreden a las mujeres que en su mayoría confían en ellos al tener una relación cercana.

“Las autoridades piensan: era prostituta, era una joven que tenía problemas con el novio, se drogaba, estaba borracha, se fue de fiesta o cosas de ese tipo que de manera inmediata en el inconsciente colectivo las hace parecer a ellas como las culpables o corresponsables de cómo terminan”, comenta la socióloga.

La especialista considera que es necesario aplicar la alerta de género en la CDMX. “Es lamentable que una joven aparezca muerta en un motel de paso, pero es aún más lamentable y triste que no se haga nada al respecto, que no se detengan a los responsables y que no se trabaje en cuestión de prevención”, dice.

“Lo primero es detener a los responsables y mandar un mensaje ejemplar: que el que atente contra una mujer, sea prostituta, amante, novia, esposa o lo que sea, será detenido y sentenciado de inmediato para que el agresor la piense dos o tres veces antes de atacar”, detalla la entrevistada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Homicida de modelo argentina sería un ‘junior’

Encuentran cadáver de mujer decapitada en Morelos