in

Ex policía federal descuartiza a esposa e hijas

El homicida, un ex policía federal, confesó que para evitar que el olor de los cuerpos en descomposición se propagara, los roció con cal e incendió la vivienda, en Tecámac, Estado de México

Foto: Especial

Tecámac, Estado de México.- Esther Alicia y sus dos pequeñas desaparecieron en Año Nuevo. El domingo, su esposo confesó que las mató, las desmembró y mantuvo sus cadáveres en la casa donde vivían, en el municipio de Tecámac.

El nombre del presunto homicida es José López Bautista. Él, de 34 años, es un ex policía federal que el 1 de enero regresó a su casa en Los Héroes Tecámac, tras acudir a un retiro espiritual.

Según el avance de la investigación, ese día el hombre asfixió a la mujer, de 36 años.

Sus hijas jugaban dentro de la casa mientras él mutilaba el cuerpo de la madre.

Después, según confesó, tocó el turno de la menor de cinco años. A Alessandra también la estranguló para después desmembrarla.

Lo mismo hizo con Loreto, la niña de un año.

El presunto homicida recostó los restos de los cadáveres en las camas donde solían dormir. Roció cal y cloro, y mantuvo los cuerpos dentro del domicilio.

Así pasaron los días, sin que nadie supiera de las tres mujeres. Familiares de las víctimas comenzaron a buscarlas sin éxito.

Ante la fiscalía mexiquense con sede en Ecatepec, levantaron una denuncia por la desaparición de las tres mujeres. Pero el domingo, el ex policía intentó incendiar la casa donde se encontraban los cadáveres.

Las denuncias de los habitantes obligaron a la policía a acudir al lugar. Al ver las patrullas, el homicida intentó resguardarse en la vivienda.

Pero tras forzar la puerta, los agentes que lograron entrar descubrieron el triple homicidio.

Fue en ese mismo sitio donde José confesó ser el responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Foto de ‘colgado’ en Google Maps perturba a usuarios

Maestra arrolla a alumno en primer día de clases en Saltillo